Unión Europea

El desacuerdo que se cronificó: cómo Bruselas se convirtió en la capital europea

por Aïda Sánchez

Vista de la Rue de la Loi
Vista de la Rue de la Loi
Fuente: Consejo Europeo

Bruselas es, de facto, la capital europea. Pero entre finales de los años 50, con los primeros pasos de la Comunidad Económica Europea, y principios de los 2000, con la decisión final de mover todas las cumbres europeas a la capital belga, la situación tuvo un carácter semiprovisional. Una mezcla de desacuerdo e interés geopolítico actuaron como cemento en una solución temporal que acabó siendo definitiva.

¿Quieres seguir leyendo?
Para acceder a la información de AquíEuropa se requiere una suscripción. Si aún no está suscrito y quiere hacerlo, siga este enlace para ver las diferentes modalidades de suscripción.