Jesús González MateosCartas del director Jesús González Mateos

Balance de legislatura europea: en el laberinto del Brexit

Balance de legislatura europea: en el laberinto del Brexit

Este pasado miércoles tuvo lugar el último pleno en Estrasburgo del Parlamento Europeo de la legislatura 2014-2019. Cinco años marcados por el Brexit, un acontecimiento sin precedentes, pues, nunca antes un Estado miembro había solicitado la salida de la Unión. Pero más allá del laberinto en que se han convertido las negociaciones con el Reino Unido, a lo largo de este quinquenio se han producido hechos de gran relevancia para el funcionamiento de nuestras sociedades. Europa ha seguido avanzando pese a todos los nubarrones que siguen tiñendo los cielos del futuro de Europa. Concluida la etapa de férrea austeridad durante la crisis económica impuesta por la canciller alemana, Ángela Merkel, la política expansiva promovida desde el Banco Central Europeo por su gobernador, Mario Draghi, ha permitido un período de estabilidad y crecimiento, con la consiguiente recuperación del empleo, aunque notablemente precarizado tanto en sus modalidades de contratación como en su retribución.

Elecciones en España: la Europa inexistente

Elecciones en España: la Europa inexistente

Ahora que España ha entrado en una especie de vorágine electoral, que en menos de un mes le llevará a elegir a todos sus representantes en el Congreso, el Senado, la mayoría de los parlamentos autonómicos, en los ayuntamientos y en el Parlamento Europeo, el debate sobre la Unión Europea y el papel que en ella debemos jugar, clama por su ausencia. El Estado español es el miembro de la UE más ajeno a sus problemas, retos y desafíos. Sigue inmerso en una especie de lapso interno, en la mejor demostración de la negación de la realidad. La Unión es un ejercicio de cesión de soberanía de sus aún 28 socios, que confiere a las instituciones europeas un poder decisorio superior, por lo que los márgenes de actuación de Moncloa y de los restantes centros de poder en España, están muy delimitados por Bruselas. Parecería, pues, lógico que las campañas electorales pusieran el foco en el qué, el cómo y el cuándo de las reformas que Europa precisa.

Circo Brexit: el mayor espectáculo del mundo

Circo Brexit: el mayor espectáculo del mundo

En 1953 Cecile B. DeMille recibía el Óscar por su película “El mayor espectáculo del mundo”, un homenaje al mundo del circo, en el que se entrelazaban tres historias de romance y rivalidades bajo la gran carpa. Sesenta y seis años después, la madre de todos los Parlamentos, la Cámara de los Comunes, cuna de la democracia desde 1800, ha convertido Westminster en una pista circense por la que actúan elefantes a modo de brexiters tories, trapecistas sin red disfrazados de unionistas irlandeses, funambulistas laboristas en el alambre y la mujer barbuda síntesis de May y Corbyn, bajo la dirección de pista del gran Speaker, John Bercow, en el papel del payaso cara blanca. Saltan, hacen piruetas y equilibrios, ríen y lloran, mientras el mundo atónito alucina con sus enormes dotes de irresponsabilidad.

Italia, el aliado de China para su conquista de Europa

Italia, el aliado de China para su conquista de Europa

La gira europea del presidente chino, Xi Jinping, ha encendido todas las luces de alarma por la firma unilateral de un memorándum de acuerdo para la participación de Italia en la Nueva Ruta de la Seda. Sin contar con la opinión de sus socios europeos, el primer ministro italiano, Guiseppe Conte, se lanzó en brazos del gigante asiático, por el nada inestimable precio de 7.000 millones de euros a corto plazo y hasta 20.000 millones de euros a largo. Un dinero que como contrapartida puede acabar con las principales infraestructuras del país trasalpino, autopistas o puertos, en manos de empresas chinas. La respuesta de la Unión Europea no se hizo esperar y se realizó por boca de los presidentes de Francia, Alemania y de la Comisión Europea. En París, Macron, Merkel y Juncker dejaban claro al mandatario chino que su nuevo aliado italiano no cuenta con el beneplácito de la UE en esta aventura. Europa considera a China competidor y tiene serios reparos a la entrada de sus productos por cuestiones tan graves como el respeto a los derechos humanos, el cambio climático o las barreras proteccionistas que China impone a la entrada de las exportaciones europeas.

No es el ejército, ni las finanzas, es la ciencia: la UE apuesta por la Inteligencia Artificial

No es el ejército, ni las finanzas, es la ciencia: la UE apuesta por la Inteligencia Artificial

Que estamos en una era de cambio disruptivo no creo que nadie lo ponga en duda ya. Muchos escritores y pensadores cifran en Internet el elemento fundamental de esta cuarta revolución tecnológica, pero yo pienso que el descubrimiento es anterior aunque en el universo web encuentra su cohete de proyección. Fue la computación, es decir, la programación informática para ordenadores la que convirtió el mundo en lo que hoy está camino de ser. Si tras la Segunda Guerra Mundial el poder militar fue desplazado por el poder del dinero, esto es, por el poder financiero, hoy la cadena de máximo valor se sitúa en el conocimiento científico, el que nos incorpora las nuevas tecnologías y el que está cambiando la sociedad de manera abrupta y muchas veces sin conciencia social de lo que sucede. En esa sociedad renacentista donde el saber vuelve a ocupar la cumbre, la Unión Europea trata de defender sus valores con una propuesta ética de la Inteligencia Artificial, en contraposición a las ofertas de Estados Unidos y China.

'Youth for climate', la revolución adolescente que recorre Europa

'Youth for climate', la revolución adolescente que recorre Europa

Ha nacido en Suecia de la mano de una joven de 16 años con Síndrome de Asperger, Greta Thunberg, es el movimiento “Youth for climate”, que se ha extendido como la pólvora por la Unión Europea y ha saltado a Estados Unidos, Canadá y Australia. Sus protagonistas, los “centennials”, que aún no tienen edad para votar, se hacen oír hasta el punto de convocar a una huelga general el pasado 15 de marzo como protesta por la inacción ante el cambio climático. Su grito es el de la generación plenamente consciente del daño irreparable que el sistema actual de producción y consumo está causando al planeta. No tienen complejos, ni hipotecas del pasado, se han criado en Internet y están dispuestos a provocar el cambio caiga quien caiga. No pueden tomar decisiones aun, pero se enfrentan a un futuro tan terrible que quieren que se les escuche.

Europa y la economía circular: salvar el planeta, salvar las personas

Europa y la economía circular: salvar el planeta, salvar las personas

Somos la primera generación de seres humanos plenamente consciente del daño que estamos haciendo a nuestro planeta. Una herida que empezó siendo grave con el calentamiento global, pero que ha degenerado con tintes dramáticos hacia el cambio climático. La Unión Europea es la única organización política mundial que inequívocamente se ha manifestado a favor de cumplir los compromisos de Naciones Unidad para frenar la tragedia. Lo hizo en Kioto, en Río de Janeiro, en París y está alineada con el desafío de sostenibilidad 2030. Pero en 2015 decidió pasar de las palabras a los hechos poniendo en marcha un ambiciosísimo plan de acción con 54 medidas y las directivas consiguientes. La fórmula europea para salvar la Tierra y, sobre todo, salvar a las personas, es la Economía Circular. Algo tan sencillo como ahorrar y ser más eficiente en el uso de los recursos limitados que tenemos. Esta semana la Comisión ha presentado el grado de cumplimiento del programa, que en menos de cuatro años puede calificarse como total.

Economía en la UE: crecimiento en medio de riesgos e incertidumbre

Economía en la UE: crecimiento en medio de riesgos e incertidumbre

La Comisión Europea ha presentado el Paquete de invierno del Semestre Europeo, traducido a lenguaje humano, su análisis anual de la situación económica y social en los Estados miembros, en el que se incluye una evaluación de los desequilibrios pendientes. La buena noticia, que la economía de la UE crece por séptimo año consecutivo y crea empleo. La mala, que lo hace a ritmo más moderado y que se incrementan los riesgos de una nueva crisis. Las tensiones comerciales en el mundo, provocadas principalmente por las malas relaciones entre Estados Unidos y China, están aumentando la incertidumbre, mientras las reformas estructurales que deben llevarse a cabo en los Estados miembros están aun incompletas. En palabras del Comisario de Economía, el francés Pierre Moscovici, “en momentos tan inciertos, una cosa está clara: estos retos solo se superarán si tanto los gobiernos ahora en el poder como los que les sucedan los abordan de forma decidida”.

Conferencia de Seguridad de Múnich, ¿hacia una nueva era?

Conferencia de Seguridad de Múnich, ¿hacia una nueva era?

Como cada año, la ciudad de Múnich ha albergado la Conferencia Mundial de Seguridad, una cita que se ha convertido, por su larga trayectoria y por la importancia de sus invitados e intervinientes, en la cita obligada del análisis de la situación internacional. Si el año pasado el título de la Conferencia fue: “Al borde del abismo, ¿cómo regresamos?”, este año el tremendismo apocalíptico de los organizadores ha ido un paso más allá y al titularla: “¿Quién recoge los platos rotos?”. El hilo argumental de la Conferencia se basó en la multicrisis del orden post-liberal que vive el mundo desde el final de la II Guerra Mundial. Estaríamos, pues, según los asistentes a este relevante foro, ante el inicio de una nueva era de relaciones internacionales, no exenta de riesgos de conflictos violentos a gran escala.

'Spitzenkandidat' o de cómo se debe elegir al presidente de la Comisión Europea

'Spitzenkandidat' o de cómo se debe elegir al presidente de la Comisión Europea

El 13 de diciembre de 2007 se firmaba en el Monasterio de los Jerónimos de Belém el Tratado de Lisboa, que venía a modificar el de Maastricht y que salía al paso de la crisis institucional provocada en la UE por el fracaso del proyecto de Constitución Europea. El de Lisboa es un acuerdo que dotó al Parlamento Europeo de notables capacidades legislativas y de veto de la acción del Consejo y de la Comisión, entre ellas el de su artículo 17.7., que regula la elección del presidente del Ejecutivo comunitario: “Teniendo en cuenta las elecciones y tras haber llevado a cabo las consultas pertinentes con el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo con mayoría cualificada deberá proponer a la Eurocámara un candidato para presidir la Comisión”, reza. Mientras la Cámara legislativa ve estas consultas y el “tener en cuenta” como un margen suficiente para avalar el “spitzenkandidat”, el Consejo lo ve una vulneración del Tratado. Así, los jefes de Gobierno podrían ignorar la elección del Parlamento, pero corre el riesgo de que la Cámara bloquee a su candidato y que ambos entren en un impasse. Después de las elecciones del próximo mayo, Europa se enfrenta como sucedió hace seis años a este dilema.